Seguir adelante con la difícil decisión de presentar un divorcio puede ser muy estresante.  Sin embargo, si ya ha tomado la decisión de divorciarse, tome en cuenta algunos errores comunes que deben evitarse cuando llegue el momento de presentar el divorcio.

No esperes hasta después de las fechas festivas.

A menudo, cuando alguien decide comenzar el divorcio lo quieren hacer después de las fechas navideñas y por lo general deciden hacerlo al comienzo del año nuevo.   Pensar esto es muy común especialmente cuando tienen hijos menores. Nadie disfruta la idea de dividir el tiempo con sus hijos y su excónyuge durante estas fiestas; sin embargo, como todos sabemos, estas fechas pueden ser estresantes para cualquier familia, y mucho más para una familia que ya está contemplando el divorcio.

Lo que sucede a menudo es que las razones que conducen al divorcio son exasperadas durante las fechas festivas. Este estrés adicional puede causar un efecto negativo que fácilmente puede empeorar la situación. Los divorcios son emocionales y tener una gran pelea antes de comenzar el proceso hace que sea mucho más difícil tratar de llegar a un acuerdo amistoso.

Si crees que es hora de seguir adelante con el divorcio, entonces sigue con tu instinto y no espere.

No intente ocultar bienes en preparación de un divorcio.

California es un estado de bienes mancomunales, lo que significa que los bienes y las deudas adquiridas durante el matrimonio se dividen por partes iguales durante el divorcio (como con todo en la ley, hay excepciones a esta regla general). Puede parecer una buena idea esconder dinero y cuentas de su cónyuge cuando se prepara para presentar un divorcio, pero existen serias consecuencias al intentar ocultar bienes. En California, es un requisito que intercambie divulgaciones financieras, en el que debe divulgar todos los bienes. Si intenta ocultar algo y no divulga con precisión su información financiera, el tribunal puede imponer sanciones, honorarios de abogados a su cónyuge e incluso otorgar que 100% del bien que oculto se le dé a su cónyuge. No vale la pena arriesgarse todos esto ocultando bienes; sin embargo, tenga en cuenta que esto no le impide establecer su propia cuenta bancaria cuando se esté preparando para presentar su divorcio, solo sepa que se debe divulgarla durante el divorcio.

No renuncies a tu trabajo para evitar pagar apoyo o tratar de obtener más apoyo.

Dividir un hogar en dos durante un divorcio tiene ramificaciones financieras para ambos cónyuges, ya sea que usted sea el que genera mayores ingresos o no. Cuando la situación se pone intensa en la relación, un cónyuge puede pensar en dejar su trabajo para: a) evitar pagar manutención o b) obtener más apoyo ya que ya no están empleados. Nunca se recomienda dejar su trabajo mientras se divorcia. El tribunal puede analizar sus ingresos anteriores y, de hecho, puede imputarle los ingresos que tenía antes de dejar su trabajo y contar esos ingresos en su contra.

Hay muchas consideraciones a tener en cuenta al prepararse para solicitar el divorcio, es importante obtener orientación legal desde el principio para evitar muchos errores comunes, ya que estos errores pueden tener grabes consecuencias.

Por: Lic. Iris Gomez, Abogada en Contreras Law Firm