Aunque la subrogación se ha vuelto mucho más común en los últimos años, sigue siendo un tema algo polémico, es por ello que en algunos estados de Estados Unidos continúan denegado este proceso. Las leyes de subrogación de este país pueden ser bastante complicadas, por lo tanto, para aquellos que tienen la intención de utilizar este procedimiento para tener un hijo, es importante entender exactamente cómo el estado de residencia se ocupa de tales leyes.

California es uno de los pocos estados que acepta acuerdos de subrogación, y aunque California no tiene un estatuto que se ocupa directamente del proceso de subrogación, los tribunales del estado han utilizado la ley de paternidad uniforme de California con el propósito de interpretar una serie de casos diferentes que se relacionan con este procedimiento.

California permite la subrogación comercial, así como regularmente refuerza los contratos con respecto a la maternidad de subrogación gestacional. Además, el estado hace posible que todos los padres -independientemente de su estado civil y / o de su orientación sexual- establezcan los derechos legales como padres antes del nacimiento de su hijo, sin la necesidad de pasar por procedimientos de adopción. En una situación de subrogación gestacional, el sustituto no es el contribuidor biológico del óvulo, sino más bien el portador del embrión que se compone del esperado esperma del padre y el óvulo de la madre intencionada, y luego se implanta en el útero del sustituto mediante fertilización in vitro.

Para la mayoría de la gente la subrogación sigue siendo considerada un tema tabú, en un estudio realizado por la Dra. Heather Jacobson de la Universidad de Texas, se menciona que la subrogación es a menudo mal interpretada por los demás, así como por la propia industria. “Muchas personas tienen dificultades para entender por qué alguien quiere gestar un bebé por un extraño”, dijo Jacobson; cuyo interés en la subrogación se deriva en sus estudios de la formación de la familia. “En mi estudio he encontrado que a la mayoría de las madres subrogadas les encantó formar parte de este proceso. Ellas estaban interesadas en ayudar a otros a tener un hijo, y disfrutaron del embarazo”. En este estudio, las madres subrogadas estaban entre las edades de 25 y 45 años en el momento de las entrevistas, y todas fueron pagadas, desde $ 15.000 a $ 35.000. La mayoría de las mujeres estaban casadas, financieramente estables y todas tenían sus propios hijos, además, la Dra. Jacobson señaló que la mayoría de las madres subrogadas en su estudio no eran amas de casas, como muchos asumen, éstas trabajan en lo que se llama “profesiones asistenciales” como enfermería, docencia, social servicio social o trabajo social. Finalmente señaló: “me pareció interesante que las madres subrogadas son renuentes a pensar en esto como un trabajo, ya que están involucradas en una gran cantidad de mano de obra para poder ayudar a las personas que quieren desesperadamente un hijo”.

Si usted y su pareja están considerando la maternidad subrogada y están en busca de representación legal para llevar su caso, contáctenos para agendar una consulta gratis. Haga clic aquí o envíe un mensaje a 619 648-9652.

Legal advertisement. This is not legal advice.